Surten efecto manifestaciones por George Floyd


Aunque las autoridades del Distrito de Columbia (D.C.) esperan que las manifestaciones en contra del abuso policial hacia afroamericanos continúen por lo menos hasta el fin de semana, la alcaldesa Muriel Bowser decidió levantar el toque de queda implementado desde el domingo.

La decisión fue tomada luego de que ayer, sexto día de manifestación continúa en la capital de EE. UU., no se produjeran arrestos pese a ser una noche marcada por la alta concentración de personas que se manifestaron de forma pacífica frente a un desproporcionado despliegue militar.

Y es que el lunes, Donald Trump, apoyado en el emblema de ser el “presidente de la ley y el orden”, prometió movilizar todos los recursos federales, civiles y militares disponibles para tomar “medidas enérgicas contra los manifestantes”, un anuncio que parcialmente puso en práctica para tomarse una foto, con biblia en mano, frente a la iglesia episcopal de Saint John.

La acción de Trump, que le ha ganado una demanda del movimiento Black Lives Matter (BLM) y la Unión de Americana de Libertades Civiles (ACLU), por el uso de fuerza y de gases lacrimógenos para dispersar a la multitud el día de su criticada foto, al parecer ha provocado que más personas se sumen a las protestas.

El jefe de la Policía de D.C., Peter Newsman, estimó en 5,000 el número de manifestantes ‑“el mayor hasta el momento”‑ que marcharon hasta las inmediaciones del Parque Lafayette, frente a la Casa Blanca, y al emblemático Monumento a Lincoln.

Según Newsman, en la manifestación del miércoles no solo no hubo arrestos, sino que tampoco se reportaron informes de daños a propiedad o vehículos, un escenario totalmente diferente al día del lunes cuando se arrestaron a 289 personas. El martes se detuvieron a 29 y el domingo, fecha de inicio del toque de queda, a 19. No obstante, el periódico The Washington Post informó que los fiscales retiraron el cargo de disturbio en la mayoría de los casos.

Sobre el despliegue de fuerzas del orden de al menos 15 agencias gubernamentales en las calles que conectan a la mansión ejecutiva, Bowser dijo “que las quiere fuera de Washington D.C.”

De hecho hoy, el secretario de Justicia, William Barr, dijo que algunas fuerzas del orden pueden ser retiradas de D.C. Más tarde se observó a varios cientos de soldados en servicio activo comenzar a salir de la ciudad, reportó la emisora de noticias WTOP.

Entretanto, mientras las autoridades se preparan para las manifestaciones del sábado, las que se espera sean las más concurridas hasta la fecha, cientos de personas, jóvenes en su mayoría, continuaron protestando en distintos puntos de la capital de país.

BLM realizó una manifestación en el monumento a Martin Luther King, donde los presentes permanecieron acostados en el suelo por ocho minutos y 46 segundo, el tiempo que se estima duró la rodilla del agente Derek Chauvin presionando el cuello de Floyd hasta dejarlo sin respiración.

Precisamente hoy, mientras se celebraba el funeral de George Floyd ‑el primero de varios programados en tres ciudades distintas‑, un juez de la corte del condado de Hennepin (Minnesota) impuso una fianza de $750,000 dólares a Tou Thao, J. Alexander Kueng y ThomasLane, los tres policías que se hicieron de la vista larga mientras su compañero Chauvin, asfixiaba a Floyd con su rodilla, reportó.