Rashel Díaz confiesa que cayó en una gran depresión después de su segundo divorcio


Tal parece que la cuarentena por COVID-19 está provocando que muchos de nuestros famosos se sinceren con sus audiencias y cuenten detalles de su vida como los momentos más difíciles que han experimentado.

Recientemente vimos al cantante puertorriqueño Luis Fonsi, dando fe de que uno de los momentos más cuesta arriba fue su separación con la animadora de televisión Adamaris López.

Ahora es Rashel Díaz la que hace lo propio. La cubana que lleva más de una década al frente del programa matutino de Telemundo, Un Nuevo Día, confesó a sus seguidores a través de su cuenta de Facebook, que uno de los momentos más complicados de su vida fue su segundo divorcio.

De acuerdo a la revista People en Español la presentadora contestó las preguntas de sus seguidores sin censura. Una de ellas tenía que ver con sus creencias en Dios: ¿qué te hizo buscar de la presencia de Dios en tu vida?

“Una gran depresión en la que caí después de mi segundo divorcio”, comienza seria. “Me sentí desahuciada, sentí que yo no podía caminar sola, sentí que yo no era capaz y además quedé muy dañada en mi amor propio”, fue su contestación.

Y continuó: “Me lancé al piso y llorando pedí que si existía Dios viniera en mi ayuda, y así lo hizo, y a partir de ahí juré fidelidad”, expresó profundamente emocionada. Desde entonces su relación es preciosa y le ha seguido demostrando de su presencia con grandes bendiciones en su vida y, por qué no, tropiezos que le han ayudado a ser mejor.