El matrimonio gay ya es una realidad en Costa Rica


Tras un año y medio de espera por la decisión de un tribunal, los matrimonios entre parejas del mismo sexo en Costa Rica ya son permitidos.

El pasado 26 de mayo quedó anulado el inciso 6 del artículo 14 del Código de Familia, que contenía el señalamiento de que es “legalmente imposible” el matrimonio entre personas homosexuales. Esto, tras el plazo de 18 meses que la Sala Constitucional dio a la Asamblea Legislativa para que legislara sobre estas uniones, o de lo contrario, quedarían derogados los artículos de ley que las prohíben.

Con esta acción, Costa Rica se suma a Argentina, Australia, Austria, Bélgica, Brasil, Canadá, Colombia, Dinamarca, Ecuador, Finlandia, Francia, Alemania, Groenlandia, Irlanda, Luxemburgo, Malta, México, Países Bajos, Nueva Zelenda, Noruega, Portugal, Sudáfrica, España, Suecia, China (Taiwán), el Reino Unido, los Estados Unidos y Uruguay, como los países que permiten y reconocen el matrimonio gay.

“Nuestro deber es combatir todo tipo de discriminación, sea por discapacidad, etnia, cultura, credo religioso, sexo, identidad y expresión de género, orientación sexual o cualquier otra. Y desde ese enfoque que procura la defensa de todos los derechos humanos, es el lugar donde hay que entender este paso”, manifestó a través de las redes sociales el presidente de Costa Rica Carlos Alvarado.

Previo a vencerse el plazo, varias parejas se prepararon para ser las primeras en casarse ante notarios y jueces en eventos que fueron, aunque con escaso público por la pandemia, compartidos en transmisiones desde las redes sociales de varias organizaciones.

De acuerdo con el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) a la fecha hay 55 matrimonios entre personas del mismo sexo a la espera de ser inscritos en el Registro Civil, trámite que puede tardar entre 10 y 15 días hábiles por el análisis y estudio que se hace de cada una de las solicitudes.