Violenta jornada de protestas en la capital de Estados Unidos


De cara al cuarto de día consecutivo de manifestaciones en el Distrito de Columbia, pacíficas en la mañana, violentas al caer la noche, la alcaldesa de la ciudad, Muriel Bowser, anunció hoy una extensión del toque de queda impuesto en la noche de ayer.

El anuncio lo hizo en la mañana de hoy al repasar los incidentes ocurridos durante la tercera jornada de protestas en la ciudad capital, donde se reportaron una serie de incendios y saqueos, además de enfrentamientos entre manifestantes y policías.

“He pasado esta mañana caminando por la ciudad para evaluar los daños, y hay daños significativos en las áreas del centro, especialmente en las zonas alrededor de Lafayette Square”, dijo Bowser con cierto descontento.

A esos efectos, indicó que el toque de queda empieza hoy a partir de las 7:00 de la noche y termina a las 6:00 de la mañana. El mismo se extenderá al martes, ya que se espera continúen las manifestaciones en rechazo a la impunidad y a los actos de brutalidad policiaca contra afroamericanos.

El más reciente, ocurrió el lunes 25 de mayo en Minneapolis (Minnesota), donde un policía blanco presionó con su rodilla por 8 minutos y medio el cuello de George Floyd hasta dejarlo sin vida, esto a pesar de las continuas súplicas del afroamericano diciéndole que no podía respirar.

El suceso, captado en video, ha generado una ola de protestas en todo el país –en su mayoría pacíficas‑ por parte de miembros de la comunidad afroamericana y otros sectores que ya venían mostrando su enojo por hechos similares, como por ejemplo: cuando dos hombres blancos mataron a tiros al afroamericano Ahmaud Arbery mientras se ejercitaba por una calle de Georgia, en mayo; y por la muerte de Breonna Taylor, tiroteada en su propia casa por la policía de Louisville, en el mes de marzo.

Además, las expresiones incendiarias del presidente Donald Trump calificando a los manifestantes de “matones, saqueadores y anarquistas”, han intensificado las protestas, que en varios estados como Iowa, Atlanta y Minnesota, ya cuenta su séptimo día de ejecución consecutiva; y ha obligado a más de 25 ciudades de 16 estados de la nación a activar la Guardia Nacional y adoptar un toque de queda para contener los disturbios.

Lista de ciudades bajo toque de queda

Precisamente en Iowa, dos personas murieron durante las manifestaciones. En Detroit una persona murió, al igual que en Kentucky, Indianápolis y Chicago. The New York Times reporta que al menos seis personas han muerto en actos de violencia relacionados a las protestas.

De acuerdo con la agencia de noticias Prensa Asociada, al menos 4,100 personas han sido detenidas por cometer saqueos y violar el toque de queda.

En el Distrito de Columbia, donde 61 agentes de la Policía de Parques y siete oficiales de la Policía Metropolita resultaron heridos durante los enfrentamientos de viernes a domingo, la alcaldesa Bowser dijo que no permitiría más destrucción a la ciudad durante las manifestaciones. Esto, en referencia a las decenas de edificios y negocios que fueron saqueados y vandalizados.

Entre ellos, un incendio en un pequeño edificio en Lafayette Square y otro en la sede de uno de los principales sindicatos del país AFL-CI. También se registró otro siniestro en el sótano de la histórica iglesia episcopal St. John’s.

Ayer, los incidentes se extendieron a otras zonas aledañas a la Casa Blanca donde se reportaron quema de autos y de patrullas de la policía. También se registraron enfrentamientos entre uniformados y manifestantes.

Durante la conferencia de prensa de Bowser, el jefe de la Policía de D.C. Peter Newsman, declaró que durante los tres días de manifestaciones unas 88 personas fueron arrestadas.

Agregó que no descarta un aumento en el número de arrestos, ya que se están revisando las cámaras de videos ubicados en la zona comercial de D.C. para identificar a los saqueadores y a los manifestantes que provocaron incendios, así como a los que vandalizaron autos de la Policía, 29 en total.

Newsman, quien elogió a los que se manifestaron de forma pacífica, declaró que no se pueden tener personas “que vengan a nuestra ciudad para destruir propiedades o lastimar a otros” y agregó, que están preparados para más protestas, las que espera se desarrollen de forma pacífica.